Johnny Barbieri

10/16/2006


























POEMAS


180 MIL HISTORIAS PARA LA VIDA DE UN MUCHACHO QUE LLEGÓ A SER UN VENDEDOR DE LIBROS


Con los años se llenó de verdes escamas la piel y los sueños
hijo de un viejo retrato olvidado en el estante
hacedor de caminos con caminantes inmóviles
de caminantes con caminos que se paran y se van andando
sin volver para atrás
inmenso como su río de orín que humedecía las paredes vecinas
después de llegar cada domingo con los billetes del secreto
de atravesar las puertas más impenetrables
Héroe en deshojar los libros de ficción para pegarlos
En las ventanas de los burdeles
de los pecados que advertían una mente absurda y psicótica
con su bigote respingado y sus botas de cuero negro
que de vez en vez lustraba
hacedor de la luz envuelto en trapos viejos y herméticos
viento silencioso y largo
rostro perdido robado pintado de memoria
nació con la corbata ajustada al cuello
con los caballos ciegos corriendo sin rumbo
con la luna hecho pedazos
se enamoró de un leopardo de plata
de un puente colgante al que atravesaba por las tardes
se enamoró de una lumbre en la ventana
de una espalda blanca esculpida sobre la roca
mojada por la lluvia
lo hallé en el camino
habiendo superado todos los caminos habituales
intentaba alcanzar una fina raya en la tierra
una luz para iluminar el recorrido largo de sus venas
una verde manía de intentarlo todo
hasta la locura de ir hacia el norte para crear el sur
para crear un gran camino que conduzca
a una vejez bella y memorable
una vejez de 1990
con un libro bajo el brazo
veinte metros de silencio
y 180 mil historias que recordar.


SEIS

Veintidós flores han crecido en el jardín del horror con el miedo de Juan
Cuatro caballos han muerto sacrificados uno tras otro por el amor a los niños pobres como Juan
Los ojos azules de Juan han desaparecido robados por un ladrón de Dvorak para venderlos en un mercado de baratijas
Dos gatos se han servido de la cena de Juan y la noche ha crecido por dentro hasta hacerse un manojo de lumbre para iluminar el abismo por donde caigo todos los días
Los vuelos de las aves son flechas que Juan va tirando con destreza hacia el horizonte donde nace la vía láctea
Trescientos veinte cuerpos fueron apuñalados en un tranvía que va al sur en presencia de Juan y Juan ha llorado por todos y la luz se ha hecho monótona desde entonces a los ojos de Juan
Un hombre pobre como Juan palidece en un rincón de la noche donde la náusea exhuma memorias casi inaprensibles
Doce gotas de agua mojan el miedo de Juan
Un ladrillo edifica la historia de Juan
Juan hijo de Rená vive entre nosotros y está creciendo a nuestro lado.


XXXVIII

Aquella muchacha senil está colgada el martes
conocí su color oscuro
su tristeza subterránea
su corazón roto regado por el suelo
desempacaba equipajes de un viaje que nunca emprendió
sé que odiaba los espacios cerrados
la multitud estática desconocida llena de tribulaciones
los edificios que oscurecían las calles
Aquella mujer tenía la cabeza tirada en el suelo
nueces amontonadas al pie de un retrato familiar
flores que crecían sobre la alfombra descolorida
clavaba montañas con nubes negras y lluvias
.............................................que caían sólo para ella
encendía inciensos para crear bosques de humo
.............................................que se extendían por toda la tierra
la mujer que estaba muerta sacó su cuerpo de su catafalco
tomó su muerte y la aventó por la ventana.



POÉTICA:

“…Siempre he creído que lo más importante que debe mover a un poeta es, dentro de una total libertad, buscar alcanzar lo que sabemos de antemano es inalcanzable, tocar el cielo a punta de rigurosidad e imaginación. Siempre cito a Henry Miller para decir esto, “El arte consiste en llegar hasta las últimas consecuencias. Si comienzas con los tambores, tienes que acabar con dinamita”…”
fragmento de un entrevista para la revista Pez de Oro de Puno.



BIO/BIBLIO:

Nació en Lima el 01 de junio de 1966. Su niñez se vio marcada por la enseñanza budista que su profesor de primaria le impartió por cinco años. Ya en la adolescencia empezó escribiendo poemas de corte social. Poco después ingresa a la Universidad Nacional Federico Villarreal para estudiar Lengua y Literatura en la facultad de educación, fundando en 1990, con algunos amigos, la agrupación poética Noble Katerba. Posteriormente estudia Sociología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos donde en 1995 integraría La Mano Anarka, un grupo de resistencia contra la dictadura y la intervención universitaria.
Es autor de los poemarios Branda y la Mesón de los Pandos (1993), El Libro Azul (1996), MAKA (1999), Jugando a ser Dios (2000), Carne de mi Carne (2002), La Virgen Negra (2003) y Libro Hindú (2005)
Ha participado en múltiples recitales y ha publicado en diversas revistas y diarios del medio.
El año 2003 obtuvo el premio HORACIO con la obra Viajando a Nairobi. Estudió la Maestría en Literatura Peruana y Latinoamericana en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Actualmente labora como profesor de Literatura.



MENCIONADO POR:

Norman Mendoza, Gonzalo Málaga, Ana María García, Ronald Castillo



MENCIONA A:

Manuel Cadenas, Alan Morales, Iván Segura, Pedro Perales, Ricardo Ayllón

0 comentarios: